Clínica Dermatológica Dr. Sánchez del Río


Esta clínica tiene su origen en el inicio de la actividad dermatológica privada del Dr. José Sánchez del Río, que desde sus inicios en el antiguo Hospital General de Asturias, viendo la situación real de la especialidad en nuestra región en cuanto a medios físicos y humanos, en comparación con otras especialidades boyantes y en una Sanidad Pública fuerte, encaminó sus esfuerzos, junto con otros compañeros dermatólogos como el Dr. José Ramón Curto Iglesias, en potenciar la Dermatología de los Hospitales Asturianos.

Paralelamente a este esfuerzo en la medicina pública, el Dr. Sánchez del Río inicia la actividad privada primeramente en Gijón, junto con el dermatólogo Dr. Santiago Laviano durante 18 años y más tarde en Oviedo, en la consulta del Dr. Adolfo Barthe, durante otros 5 años.

Con fuerte inclinación al tratamiento de dermatosis con importante impacto psicosocial en nuestros pacientes, es al inicio de la década de 1990 cuando se produce un cambio cualitativo en la sanidad privada con la demanda cada vez mayor de indicaciones para el cuidado de la piel sana, prevención y corrección del daño solar y mejora del aspecto de las personas, lo que llevó consigo la implantación de nuevos tratamientos: botox, peelings, rellenos, microabrasión, láser de depilación, pixel, Nd-YAG, luz pulsada, etc.

Con la amplia experiencia acumulada por aquel entonces, tanto en la lucha por la mejora de la Dermatología en la Sanidad Pública, como el conocimiento profundo de la demanda en la sanidad privada, en el año 2001 funda la "CLÍNICA DERMATOLÓGICA DR. SÁNCHEZ DEL RÍO" con el fin de dar una mejor respuesta a la demanda existente y dotando a la clínica de personal y medios técnicos adecuados. Nuestro crecimiento modesto pero constante siempre se ha dirigido en esta línea, con el rigor científico y terapéutico que aporta la Dermatología como especialidad médica y que la sociedad actual demanda.

Quien nos conoce, habrá observado cambios en la clínica en los últimos tiempos. La dirección de la clínica considera estos hechos como normales, como siempre sucede en el quehacer diario de una institución "viva". Se han incorporado a la clínica nuevos profesionales médicos y se pondrán en marcha nuevas técnicas en la eliminación de tatuajes, vénulas de piernas (láser vascular Nd-Yag) y ampliación en la depilación láser de pieles bronceadas durante el verano (láser diodo).