"Mejora estrías y cicatrices"

Con esta técnica conseguimos una exfoliación superficial de la piel mediante la propulsión de un flujo continuo de cristales de aluminio a alta presión. Sus principales indicaciones son cicatrices de acné y estrías, siendo necesarias entre 3 y 6 sesiones para una mejoría general del aspecto de la piel.