"En determinados casos se puede corregir la flacidez sin necesidad de cirugía"ecto"

El principal objetivo de esta técnica es corregir el descolgamiento de la piel mediante la colocación de hilos en el tejido subcutáneo. Las zonas más agracecidas de tratamiento son la flacidez de la mejilla y del contorno mandibular. El procedimiento se realiza con anestesia local sin realizar incisiones ni puntos de sutura, es decir, no es una cirugía, permitiendo retomar la vida social y profesional muy pronto. La técnica dura unos 30 minutos obteniendo resultado inmediato. La tendencia actual es la utilización de hilos reabsorbible de distintos materiales que consiguen un resultado natural y reversible con una duración de unos 18 meses.

 

 

 

.