"Las peculiaridades de la piel del niño requieren un tratamiento diferenciado"

La Dermatología pediátrica es una subespecialidad muy importante dentro de la Dermatología. En los niños existen enfermedades cutáneas específicas y otras que también aparecen en el adulto pero que en la infancia requieren un abordaje especial. Algunas son muy frecuentes como los lunares congénitos, los hemangiomas y las malformaciones vasculares, las enfermedades infecciosas (impétigo, exantemas virales, verrugas vulgares, moluscum contagioso, tiñas, piojos…) o la dermatitis atópica. Otras son más raras, como las genodermatosis o enfermedades hereditarias con manifestaciones cutáneas, y por tanto muchas veces difíciles de diagnosticar por profesionales no habituados a tratar este grupo de edad.