Son surcos que aparecen en nuestra piel debido a la expresividad o al paso del tiempo. Aparecen por la contracción involuntaria y repetida de determinados músculos faciales. Las más inestéticas aparecen en el entrecejo, la frente o las “patas de gallo”. En CLINICA DERMATOLOGICA SANCHEZ DEL RIO las corregimos con la infiltración precisa y en cantidades adecuadas de toxina botulínica (Botox)